La primera prueba del vestido

Ya has elegido cuál será el vestido que llevarás en tu boda pero desde que tomas la decisión hasta que empiezan las pruebas puede pasar bastante tiempo… tiempo en el que te pueden surgir dudas. Recuerda que si el vestido no está hecho a medida sino que lo has comprado en una tienda, la talla que te probaste el primer día es genérica y te lo tienen que arreglar para que te siente perfecto, por eso no te decepciones cuando te lo vayas a poner.
[!adsenseamp!]
prueba del vestido
Es importante que a la primera prueba del vestido acudas maquillada, peinada e incluso con la ropa interior que llevarás ese día, para que se amolde tanto a tu cuerpo como al resto de elementos, compruebes que no se ve, no se marca etc. Si no la tienes lleva un sujetador sin tirantes. Lleva también los zapatos o, si no los tienes aún, algunos que sean del mismo tacón que llevarás ese día. Verte lo más igual posible a cómo quieres verte durante tu boda te ayudará a que el vestido encaje perfectamente.
[!adsense!]
Durante esta primera prueba del vestido fíjate en cómo te queda el escote, las mangas si tiene, la cola, la cintura, que no te haga bolsas ni arrugas… Sobre todo pregunta y propón lo que veas conveniente, al fin y al cabo el objetivo es que salgas perfecta con tu vestido, feliz e ilusionada, así que no peques de callar y no te quedes con ninguna duda al respecto. Escucha la opinión de los expertos que también sabrá qué aconsejarte para tu mejor elección. Habitualmente la primera prueba suele ser seis semanas antes de la boda.

Después de esta primera prueba del vestido vendrán más pruebas, más ajustes, siempre para que te veas lo más perfecta posible el día de tu boda, que tu vestido te siente como un guante, ni grande, ni pequeño, simplemente, perfecto…

Written By
More from Margot
Delegar es fácil [si sabes cómo]
Eres la novia pero no por eso debes capitanear (en exceso) toda...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *